Estos festivales veganos más que información me transmiten un gran dosis de inspiración y motivación. En especial cuando regreso a mi cotidianidad y tengo momentos en donde, como todos, dudo. Entonces, allí recuerdo lo aprendido en estos encuentros- incluyendo los relatos sobre los obstáculos que han superado muchos de los participantes-  me levanto y continuo trabajando.

Este viaje al Tijuana Veggie Fest 2018 comenzó luego de un vuelo madrugador, el avión salió a las 6 am desde México D.F. Tenía un malestar estomacal que se terminó minimizado  ante la amabilidad y el trato cordial del director del festival, quien me recogió junto a parte del equipo que participó y gentilmente nos llevó hasta nuestro lugar de hospedaje.

La primera impresión…

Sentí que no había distinciones jerárquicas entre los asistentes, todos éramos tratados con igualdad y cariño. La organización estuvo impecable, todas las conferencias y talleres empezaron y terminaron a tiempo, sin  un minuto más o menos del tiempo programado. Me gusto mucho que el recinto habilitado fue una sola sala, así que no había problemas con la simultaneidad de horarios, podías asistir a todos los eventos sin perderte de nada. Cada uno  tuvo su lugar y todos asistían a los talleres y conferencias de todos, eso nos unió aún más como equipo.

Compartir escenario con gente tan valiosa que he admirado desde hace tanto tiempo fue todo un privilegio, entre ellos la genial  Valeria lozano, los chefs Miguel Bautista y Eddie Garza, o con mi querido Juan Lucas Martín, un sueño hecho realidad- sin exagerar.

¿Qué aprendí en el Tijuana Veggie Fest 2018 

  • Todo con amor se puede, todo cambio es posible si viene desde el amor y la compasión, más no desde la imposición.
  • Aprendí a hacer chorizo y salchicha vegana (prometo compartir mi propia versión pronto) te cuento que: ¡El resultado es delicioso!
  • Renové mi técnica de meditación, ahora debo implementar estos conocimientos y asimilarlos con la práctica.
  • Ahora sé, que incluso estando super agotado, la adrenalina de querer hacer las cosas bien y el compromiso con un equipo de amigos supera cualquier estado de debilidad.

A la hora de dictar un taller debes tener todo calculado. Al momento de ordenar mis utensilios de cocina no investigue sobre lo que estaría disponible para mi en el evento, pero la cooperación nuevamente floreció entre mis compañeros, el chef Miguel Bautista fue de gran ayuda.

¡Un festival vegano sin música! ¡Imposible pensarlo! Este tuvo un escenario permanente donde siempre habían bandas que tocaron diversos géneros musicales. El mero mero fue un DJ Set de Rubén Albarrán. La gran sorpresa: Los dotes de bailarín profesional de Antonio Franyutti (el director de Animal Heroes). Hasta el mambo bailó con total dominio ¡Aplausos de pie!

 

La ciudad de Tijuana, su historia y lugares curiosos.

Tijuana es la ciudad fronteriza más visitada del planeta, con más de seis millones de habitantes y una vida cultural activa es el lugar indicado para albergar un festival vegano. Fue a principios del nuevo siglo que la ciudad se consolidó como destino turístico importante, un sostenido crecimiento demográfico y económico en la década de 1990 trajo consigo un importante crecimiento urbano que provocó en el crecimiento urbanístico que perfila la ciudad actualmente.
Luego de los atentados del 2001 Estados Unidos procedió a modificar sus controles fronterizos y con ello el flujo comercial cedió notablemente provocando problemas de orden económico y político. Seguidamente, con la Guerra contra el Narcotráfico el turismo y la imagen de la ciudad se vió marcada por hechos violentos que cambiaron la dinámica de la ciudad, provocando una depresión económica importante.
Es ahora cuando por medio de iniciativas privadas la ciudad parece despertar nuevamente y recuperar su antiguo estatus de un destino turístico notable.

Es una ciudad llena de espacios públicos en donde se evidencian de forma contundente las problemáticas más complejas y globales en distancias muy cortas. Por ejemplo, es inevitable mirar por largo tiempo el muro fronterizo y no pensar en sus implicaciones, aunque debo comentarte que me pareció diferente a lo que se ve en imágenes o en la tele, es muy feo de cerca y además luce pequeño. Parece inofensivo, hasta fácil de saltar, pero no puedes dejar de recordar que tras de sí hay un historial de pérdidas humanas y tragedias ocasionadas por esta frontera creada por el hombre en su afán de dividir.

También me enteré que en Tijuana está la Clínica Gearson. Un centro médico que a base de jugoterapia y otros alimentos naturales se ocupa de atender a pacientes con cáncer. Esta clínica está en Tijuana porque al Dr. Gearson tuvo que enfrentar numerosas dificultades para poder abrirla Estados Unidos, y supongo que es porque no le conviene la competencia al negocio de la quimioterapia. El Dr. Otto Warburg dijo en 1937 (recordemos que ganó el Nobel de medicina) que en un cuerpo alcalino no puede sobrevivir la enfermedad. Y sus investigaciones en el campo son de gran valor y alcance.

Esta experiencia fue muy importante para mi y no quise dejar de contarte de forma muy personal y resumida lo que sucedió tras los eventos programados. Dicen que lo ideal es que cada año viajes a un lugar al cual jamás has ido, este año llevo dos: Ciudad del Carmen y Tijuana, no tengo más que agradecimiento y muchas ganas de seguir mejorando y haciendo lo que tanto me gusta.

¡Gracias Tijuana por tanto, espero regresar pronto!

Abrazom  

Lou