Es todo un reto sustituir lácteos en la alimentación infantil, sobre todo porque contiene caseína, una sustancia que provoca adicción,  es como si estuviéramos luchando contra una droga muy potente. Además, hay muchos mitos sobre sus supuestas ventajas,  te cuento dos por ejemplo:

“Ayuda a fortalecer los huesos por su alto contenido en calcio”

Al contrario, estudios científicos confirman que las sociedades donde se consume mayor cantidad de leche son también aquellas donde hay mayor número de enfermos con osteoporosis.

– “El niño necesita las proteínas para un crecimiento óptimo”.  La leche de vaca tiene 4 veces más proteína que la materna. Quiero que piensen en la locura que es alimentar a nuestro hijo con esta gran cantidad de enzimas, azúcares, caseína, grasa, hormonas y minerales que necesita un becerrito para alcanzar un rápido crecimiento en semanas.

Puedo seguir diciéndote las desventajas de consumir esta gran cantidad de grasa: Aumenta  el riesgo de enfermedades cardiovasculares; el calcio proveniente de la leche de vaca es muy ácido  para el organismo (el calcio de origen vegetal es más neutro será asimilado con más facilidad); cuando un niño toma leche o derivados consume todos los antibióticos, hormonas y químicos que consumió el animal, lo cual podría generar resistencia a antibióticos y desordenes hormonales.

 

Empieza a sustituir los lácteos de origen animal en la dieta de los niños

Puedes conseguir o preparar leche de origen vegetal  como la de almendras, avellanas, avena, arroz,nuez de la India, coco o soja. Para sustituir el queso te recomiendo utilizar el tofu,  súper versátil ya que puedes emplearlo en cremas para untar, puedes cortarlo en pedazos para añadirlo a pizzas o en ensaladas.

Una de las preocupaciones de las mamás es el calcio que requieren los niños, te cuento que  la leche de semillas de ajonjolí tiene 700 mg de calcio por taza y el requerimiento de un niño dependiendo de su edad es de 350 mg de calcio al día, por lo que con una taza ya se cumple en su totalidad la cantidad del requerimiento diario.

La leche de ajonjolí  suelo mezclarla con otros ingredientes para variar el sabor. Te comparto la receta  de esta leche que recomiendo por su alto valor nutritivo.

RECETA LECHE DE AJONJOLÍ

Ingredientes: 1/4 tzas. de ajonjolí sin tostar y 4 tzas. de agua. Mezcla todo en la licuadora y luego cuelas la mezcla con una bolsa o manta de cielo, después te recomiendo  colocar la mezcla en un recipiente de vidrio. Como endulzante utilizó dátiles o stevia natural.

Te invito a preparar esta fácil y nutritiva leche, o cualquiera de las otras alternativas que te propongo. Si te gusto este artículo compártelo en tus redes, si tienes alguna pregunta o comentario escríbeme y estaré atenta a responder.

¡Ten feliz semana y mantente saludable siguiendo mis recomendaciones!

¡Abrazom!