¿Helado de Kale? Puede parecer extravagante, pero la Kale es un vegetal súper alimenticio y muy versátil, por ello siempre recomiendo que intentes incluirlo en tus recetas. Esta mezcla  para helados la preparo por su alto valor nutricional puesto que la vitamina c y el calcio presente en la Kale es altísimo. El plus: es muy dulce y de agradable y suave sabor.

 

¡La sensación de los helados veganos!

Ya te he contado sobre el auge  de los helados veganos ¿Ya los has probado? Los helados comerciales suelen tener un alto porcentaje en grasas que se derriten a temperaturas bajas, como el aceite de palma, grasas hidrogenadas, etc.

¿Qué grasas puedes  utilizar?

Para hacer helados cremosos caseros, en lugar de añadir grasas, te sugiero utilizar  las grasas contenidas en alimentos más saludables y fáciles de conseguir. Por ejemplo: el aceite de coco que contiene la leche de coco, las grasas del aguacate, la manteca de cacao del chocolate, los aceites de los frutos secos, etc.

Receta para el helado de kale casero:

Ingredientes:

  • ½ taza de dátiles bien cortados
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de hojas de kale
  • ½ taza de nuez de la india previamente remojada
  • 2 plátanos
  • Una pizca de sal
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla,
  • 1 cucharadita de jengibre cortado,
  • 2 tazas de hielo

Preparación:

  • Remojar en un Bowl pequeño los dátiles hasta que estén blando (no más de 20 minutos).
  • Luego en una licuadora a máxima potencia coloca todos los ingredientes durante un tiempo aproximado de 60 segundos (hasta que la consistencia sea cremosa)

Verás lo sencillo y refrescante que será tu helado de kale, anímate a hacerlo sin olvidar comentarme qué tal te fue.

Un abrazom

Lou.