Como amante del pan aprovecharé este artículo para acabar con los mitos que arrastramos en nuestra cultura ¿A quién no le gusta el pan? Sin embargo, desde pequeños nos dicen: ¡El pan engorda! Y cuando iniciamos una dieta lo primero que hacemos – ingenuamente- es disminuir el consumo de pan. Te cuento todo lo que debes saber sobre el pan.

 

¿Consumir pan me hace ganar peso?

 

El pan ha sido, desde el principio de la humanidad, un alimento básico.  Su mala reputación empezó cuando los carbohidratos fueron señalados como causa de  obesidad y cuando durante los procesos de industrialización se incluyó aditivos químicos y conservantes en su composición.

Lo cierto es que el carbohidrato es esencial para el cuerpo humano, para el cerebro y para darnos las energías que nos permiten funcionar adecuadamente . Es natural consumir carbohidratos, por eso se nos antoja con frecuencia  y sufrimos cuando suspendemos su consumo.

El pan no te va a  engordar y en su versión tradicional, apenas aporta grasa. Según el tipo de pan que consumas y lo que agregues ganarás más calorías, y como todo, si te excedes podría verse reflejado en tu condición corporal.

 

¿Cual es la diferencia entre el pan blanco o refinado y el pan integral?

 

Existen algunas diferencias entre el pan blanco y el pan integral,  el primero se elabora con harinas refinadas y el segundo conserva parte de la corteza del grano. El pan integral aporta más vitaminas y minerales , posee más proteínas y fibra, lo cual dificulta la digestión y por ello, da más saciedad al organismo.

Todo pan es una gran fuente de carbohidratos, que sería como el combustible del cuerpo. Pero los hidratos de carbono del pan integral se digieren de forma más lenta que los del pan refinado, por lo que el cuerpo puede utilizarlos durante más tiempo.

 

¡Cuidado con los falsos panes integrales!

En el mercado hay muchos panes que dicen ser integrales, pero  resultan ser panes pintados con colorantes artificiales como el color caramelo clase IV. Mi recomendación siempre es  que compres en pequeñas panaderías artesanales donde utilicen la menor cantidad de ingredientes y que el grano sea entero, esto es lo que realmente hace más saludable al pan.


¿Qué pan debo evitar?

Lo que debes evitar son aquellos que en su preparación contienen muchos ingredientes y aquellos que  sean procesados. Por ejemplo el pan Bimbo tiene 29 ingredientes y aquí es oportuno repetir un principio de alimentacion saludable : “Mientras menos componentes tenga lo que comemos será  más saludable”.

¿Qué pan consumo ?

Yo suelo comer el pan Ezequiel, muy popular en México y me encanta porque es hecho de granos enteros. También recomiendo el pan Gabriel;  es vegano, no tiene gluten porque está hecho de harina de arroz y de papa; es orgánico y no tiene conservantes.

Recomiendo panes hechos a base de avena, quinoa, linaza o harina de almendras.

¿Quién debería evitar el pan?

Algunos evitan el pan a causa de una intolerancia al trigo, o a una proteína presente en ciertos cereales, llamada gluten. También los hay intolerantes al trigo y aquellos que simplemente son alérgicos.

Pero los alérgicos, intolerantes y celíacos no tienen por qué dejar de comer   pan. Les recomiendo buscar aquellos hechos con cereales que no contengan gluten: como el pan de harina de arroz, maíz, patata , entre otros.

Algunas personas simplemente no digieren muy bien el pan sin ser celíacas o alérgicas, como siempre digo cada cuerpo es diferente y depende de cómo reacciones al alimento debes decidir qué te hace bien comer.

 

En resumen, el pan verdadero no engorda, es súper saludable, aporta nutrientes importantes para el cuerpo y es muy práctico y Delicioso. Te invito a buscar el pan que más se ajuste a tus necesidades y  a seguir comiendo saludable.

Abrazom,

Lou