Durante  las vacaciones  todo cambia en casa. Los niños tienen todo el tiempo libre, tu  sigues con tu rutina usual pero ahora debes contemplar algunos cambios  para atender las necesidades de los pequeños en casa y lograr tu dos objetivos: Niños que puedan divertirse y llevar una alimentación sana en vacaciones.

La importancia de no irse a los extremos y lograr el balance

Con este cambio en la dinámica del hogar la alimentación está sujeta a modificaciones,  como somos mamás saludables esto es un asunto complicado. Primero, no queremos que los pequeños sientan que están bajo una vigilancia casi militar  y que no disfruten sus vacaciones al sentirse controlados por una mamá que actúa como policía de la comida. Tampoco vamos al otro extremo de pactar con los pequeños y dejarlos que coman lo que quieran cuando lo deseen. Es más difícil de lo que parece, pero es cuestión de balance, y les digo que:  ¡Si se puede!

Hace falta control la mayoría de las veces (es cierto que hay que tener firmeza, un poco de autoridad y disciplina) pero luego verás que ellos solos elegirán comer saludable. Justo ahora mi hija Victoria, de doce años de edad, está vacacionando en Europa con su  padre. Victoria es el ejemplo vivo de lo que siempre les comento: Esta transformación comienza por la casa, con el ejemplo que dan los padres a los hijos más que con el control o autoridad.

 

Victoria, mi hija adolescente que elige comer sano en vacaciones

Pasé años enseñándole a Victoria  sobre la importancia y la conexión entre lo que comes y cómo te sientes. Hoy Victoria es una adolescente consciente, que estando lejos de mí se ha dedicado a comer sano por su voluntad.  En sus paseos siempre muestra interés por todo lo referente a la alimentación ( tiene colapsado mi teléfono con las fotos que me envía constantemente). Es muy conmovedor, me hace sentir super orgullosa de la educación que le he dado y ahora siento que cosecho los frutos de esa labor.
Si les enseñamos a  los pequeños en casa qué hace la comida por sus cuerpos y mentes, si ven que llevamos esta filosofía y  que tiene efectos positivos en nuestra vida, cuando estén lejos de casa, lejos de tu control, ellos solos optarán por decidirse por lo más sano.

 

¿Qué hacer con los más pequeños ?

Llegar a ese punto donde puedes soltar a tus pequeños no es algo que solo sucede, te cuento que el camino no ha sido fácil. Por eso te voy a dar algunos tips importantes que uso estas temporadas con mis otras hijas menores y que espero funcionen como ocurrió con Victoria:

  • Lo más importante es que estén activos, planifica actividades educativas y recreativas durante este periodo. Es importante que aprendan compartiendo con otros niños o hagan algo diferente a lo usual. Por ejemplo, un campamento de verano o talleres de arte.
  • Cuando estén en casa, asegurate de tener disponible solo comida sana (nada de chatarra y menos bebidas gaseosas). Frutas, verduras y cualquier snacks saludable.
  • Cocina con ellos, siempre te recomiendo cocinar en familia. Les gustará mucho cooperar, aprenden a hacer algo nuevo y luego tienes más probabilidades de que coman lo que hicieron.
  • Haz actividades sencillas con ellos, sal al jardín, pasea al perro, caminen juntos al parque, etc. Cada momento que puedas aprovechar teniéndolos en casa es muy valioso.
  • Ten siempre las localizaciones de  lugares donde puedas adquirir comida saludable cuando estés fuera de casa.
  • En lugar de comprar postres tradicionales prueba nuevas alternativas; por ejemplo, si los helados son sus favoritos, intenta comprando helados veganos de calidad y dale un gusto saludablemente.
  • Si van a salir de paseo largo te recomiendo llevar frutas, frutos secos, alguna barra de cereal, etc. Si se van a ausentar por más tiempo, te aconsejo que te asegures de darles por lo menos  una comida saludable al día. Podrías esmerarte mucho con el desayuno.
  • Si están de viaje en auto, te aconsejo no comer en el, deténganse y escojan un lugar agradable, apaguen los celulares y disfruten el rato.
  • Otro truco siempre serán las tortillas, prepara alguna mezcla deliciosa de verduras y envuélvela  con tortillas, es siempre una opción que funciona.

Ya sabes, siempre se conciliadora, nunca lo obligues a comer algo que no quiere, intenta ofrecerle opciones diversas a tu pequeño y haz que todo sea progresivo. Que se divierta y que coma bien no es una utopía, es un proceso largo que va por etapas. Las vacaciones son una prueba de fuego, así que no te presiones si algunos días no resultan como  esperabas.

Se flexible, lo único que puedes controlar es lo que compras en casa, por eso ten siempre disponible muchas frutas, verduras y frutos secos. Recuerda, lo más importante de todo es que dar el ejemplo y educar con tus acciones.

Espero hayas disfrutado este artículo, me encantará leer tu comentario y saber quién está del otro lado de la pantalla.

¡Abrazom!

Lou
🙂

 

Apúntate a mi lista y recibe mis mejores recetas, tips y contenidos gratuitos

Apúntate a mi lista y te enviaré mis mejores recetas y tips para mejorar tus hábitos alimenticios y los de tu familia.