El buddha bowl es   una solución práctica cuando necesitamos poner todo en un solo plato y estar seguro que de consumir todo lo necesario  para cumplir con los requerimientos nutritivos diarios. Tiene muchas ventajas importantes: es  fácil de preparar; contiene todo los nutrientes como fibra, minerales, proteínas  y vitaminas; te ayuda a utilizar los excedentes que tengas en tu refrigerador y cocina ; es un platillo atractivo sensorialmente  porque tiene un montón de colores y texturas que tu gusto y visión agradecerán.

¿ Qué es un Buddha Bowl?

Yo te confieso que  inicialmente pensé que era algo relacionado con yoga o alguna moda hippie ¿No te ocurre eso con frecuencia? A mi todo el tiempo, pero resulta  que es una forma de mezclar alimentos muy efectiva. Para mi un Buddha Bowl termina siendo  la ensalada llevada a su máxima expresión. Es un plato divertido pues es muy libre y acepta variaciones según el gusto de quien lo prepare, y sobre todo es una forma de inventar y probar nuevos sabores que emergen cuando haces estas mezclas sin recetas.

El nombre de Buddha, “según cuenta la leyenda”, fue tomado porque el bowl donde se sirve parece la panza de Buda, lo que sí es cierto es que la proporción del bowl ayuda puesto que la cantidad que alberga es bien generosa y te hace sentir satisfecho.

Un Buddha bowl básicamente incluye una variedad de verduras, variedad de texturas y sabores,grasas saludables y proteína vegana. Puede ser frío o caliente,  ser dulce, salado o ambos. Personalmente elijo la opción frío con caliente y me encanta que sea agridulce. Si bien no hay una receta única, si hay un consenso acerca de lo que lleva te cuento lo que debe tener un Buddha bowl ganador:

Verdes : Yo uso Kale o espinaca, puedes usar cualquier brócoli, espárragos,lechuga como arúgula.

Verduras:  Zanahorias, pimientos morrones, Berenjena, betabel, papas,etc. 

Granos: Arroz integral, quinoa o el que prefieras 4

Proteína :Tofu, tempeh, garbanzos, frijoles, edamames,entre otros. 5

Grasas saludables: Aguacate, nuez de la india, almendras, semillas de girasol, o las que quieras.

 

Cuando prepares el  Buddha Bowl te recomiendo hacerlo de la siguiente forma:

  • Elige un plato hondo: Bowl de tamaño mediano o grande
  • Coloca en el fondo una base de verduras verdes. Yo casi siempre elijo espinacas o kale.
  • Agrega la fuente de proteína vegetal con leguminosas
  • Usa como topping usa las grasas saludables como los granos, las  nueces y semillas.
  • Agrega  tu aderezo favorito (El mío es el Tahini o Hummus – ¡Sí! el Hummus hace un aderezo delicioso, obvio el que yo hago! Jaja!) ¡Prepara ya tu buddha bowl personalizado!